Libertas - Propietas - Ius

ORDEN ESPONTANÉO

Revista académica semestral de Ciencias Sociales orientada al estudios interdisciplinarios, económicos, sociales e históricos de fenómenos emergentes de orden espontáneo.

Orden Espontáneo inicia su primer número con un ensayo de Adrián Ravier sobre Adam Smith y su contribución a la teoría de los órdenes espontáneos. Enmarcado en la historia del pensamiento económico, el ensayo de Ravier destaca cómo el haber contribuido a formar una tradición en el estudio de los órdenes espontáneos es la mayor aportación de Adam Smith. El ensayo siguiente, de Alejandra Martínez, enlaza dos de los mayores aportes de la escuela austriaca de economía: teoría del capital y función empresarial. En este escrito, Martínez analiza la noción de función empresarial y cómo ésta se desprende epistemológicamente de la teoría austriaca del capital. En el tercer artículo Fidel La Rosa tiene como foco principal la metodología de la ciencia económica. Al exponer los desaciertos de la filosofía positivista y de la economía matemática, el autor rescata el uso de la prosa como metodología apropiada dado el carácter social de la ciencia económica. Uno de los pilares de la escuela austriaca es su concepción del empresario y de la función empresarial. Mauricio Margarita Bartolusse, en el ensayo siguiente, examina y expone diferentes elementos de esta concepción empresarial de una manera que pueda ser entendida por cualquier lector.El ensayo de Fernando Pastrán analiza las aportaciones de Richard Cantillon y las considera un instrumental analítico imprescindible para comprender los procesos económicos. Así pues, el autor sostiene que la obra de Cantillon tiene méritos suficientes para ser considerada como el primer tratado de economía. El tema de la coacción como categoría de análisis de la realidad social es analizado por Asier Morales. En su ensayo, Morales aborda, de manera introductoria, la coacción, partiendo de su hábitat natural hasta su nociva extensión en forma institucional y en ámbitos que no le son propios.El ensayo de Guillermo Rodríguez González revisa el concepto de enfermedad holandesa a la luz de la teoría austríaca del ciclo económico, concluyendo que la denominada enfermedad holandesa, como patología económica, es simplemente una variante específica y periférica de las distorsiones en la estructura inter-temporal del capital por malas inversiones, ampliamente estudiada en la teoría austriaca del ciclo económico.